A unos pocos kilómetros al sur de Dubrovnik, nos encontramos con la frontera del más pequeño de los países de la antigua Yugoslavia y uno de los últimos en proclamar su independencia en 2006, Montenegro. Es un país todavía algo desconocido, pero con mucho que ofrecer, con algunos de los rincones más espectaculares de Europa, una naturaleza salvaje, antiguas villas venecianas y unas playas de lo mejor de todo el Adriático.

Saliendo de Dubrovnik tomamos la carretera que discurre junto a la costa, con unas fantásticas vistas al mar Adriático y rodeados de bosque, en unos 40 kilómetros pasamos la frontera de Croacia a Montenegro sin ningún problema. Una de las primeras cosas que nos ha sorprendido es que la moneda que aquí se usa es el Euro, así que después de unas semanas haciendo el cambio de divisa, aquí será más fácil.

La primera población grande que nos encontramos es Herceg Novi, donde ya nos vamos dando cuenta de cómo las montañas que nos rodean se van volviendo más abruptas y caen al mar de una forma mucho más pronunciada, casi sin darnos cuenta estamos dentro de las Bocas de Kotor, también llamado el fiordo de Kotor, por su gran parecido a los fiordos noruegos, aunque en realidad  no está producido por la acción de los glaciares como los nórdicos, sino que se trata del cañón sumergido de un antiguo río que dio origen a la bahía, en el fondo de la cual se encuentra la ciudad que le da nombre.

IMG_20160311_125954

Olivia también quedó impresionada por la carretera que lleva a Kotor

La carretera que nos llevará hasta Kotor se abre paso abrazada entre la montaña y el mar. La panorámica es impresionante, el color turquesa del mar en calma, el azul del cielo y los grandes picos de los Alpes Dináricos, algunos aún nevados, dan una imagen de postal. Sólo cuando la montaña se retira un poco encontramos pequeños pueblos a la orilla del mar, con algunas barcas de pesca y numerosas calas por todo el recorrido. Como estamos en marzo, dejaremos los baños en las aguas de Kotor para otra visita.

IMG_20160311_125912

Grandes montañas que acaban directamente en el mar

Desde la entrada de la bahía hasta Kotor, hay unos 30 kilómetros, que se puede acortar cogiendo un ferry en Kamenari a Lepetane, uno de los primeros pueblos que encontraremos. Nosotros recomendamos hacer la carretera completa, si no hay mucho tráfico es un tramo muy agradable y por el camino podremos parar en alguno de los pequeños pueblos.

Nosotros paramos en Perast para comer, dejamos la furgo en uno de los parkings que hay a la entrada del pueblo y junto al mar disfrutamos de las vistas a las dos pequeñas islas que se encuentran junto al pueblo.  Una es la isla de San Jorge, donde hay un monasterio del siglo XII y la curiosa isla artificial de Nuestra Señora de las Rocas.  Fue construida piedra a piedra por los marineros de la zona, en agradecimiento a la Virgen por la salvación de un naufragio, donde hay una pequeña iglesia. Desde Perast salen numerosas barcas, sobre todo en verano para visitar las islas.

IMG_7302Unos kilómetros más adelante, en el fondo de la bahía nos encontramos con la ciudad más famosa de la zona y la más importante históricamente. Kotor ha sido durante siglos un importante puerto comercial, protegido de las inclemencias del tiempo por las montañas que lo rodean y de los invasores por sus imponentes murallas construidas en la época veneciana.

Lo primero que hicimos fue buscar un lugar donde dejar la furgo para pasar la noche. Saliendo de la carretera principal, rodeando el mar nos encontramos con un viejo hotel de la época yugoslava abandonado, hotel Fjord. En el aparcamiento del antiguo hotel, a orillas del mar del cristalino mar de la bahía, es un sitio tranquilo y que los habitantes de Kotor utilizan como parking, ya que está muy cerca del casco antiguo (42.421659, 18.766630).

_DSC2175

Antiguo hotel Fjord

_DSC2170

Pequeño muelle junto al hotel

La ciudad de Kotor está rodeada por una robusta muralla y un foso que la han mantenido a salvo de saqueos durante siglos. Al centro histórico se entra por la Puerta del Mar, que comunica la ciudad con el puerto.

Dentro de la ciudad nos perdemos entre las callejuelas, rodeados con edificios de piedra y   vamos andando y pasando de plaza en plaza, encontrándonos con la catedral católica, algunas iglesias ortodoxas, numerosos palacios principalmente de la época veneciana. El estado de conservación de la ciudad es muy bueno, tanto que le ha valido la declaración de Patrimonio de la Humanidad. Subimos a las murallas, donde se aprecian unas bonitas vistas del puerto, Kotor y la bahía rodeada de montañas.

Catedral Ortodoxa de San Nicolas

Catedral Ortodoxa de San Nicolas

Catedral de San Trifón

Catedral de San Trifón

Torre del Reloj (s.XVI)

Torre del Reloj (s.XVI)

Las murallas suben desde el mar a lo alto de la montaña, nosotros perdimos la oportunidad de subir por que comenzó a llover, pero las vistas desde lo alto del castillo deben de ser impresionantes a la ciudad y a toda la bahía. Hay que subir durante una hora los más de 1400 escalones para cubrir los 260 metros de desnivel hasta llegar a lo alto del castillo.

La muralla de la ciudad sube hasta lo alto de la montaña

La muralla de la ciudad sube hasta lo alto de la montaña

Antes de abandonar Kotor, pasamos por el mercado local que ponen por las mañanas entre la muralla y el puerto de la ciudad. Con una gran cantidad de productos locales, frutas, pescados, quesos, verduras y flores. El mercado de Kotor es una de esas coloridas estampas que nos da el viaje. Compramos algunas frutas, verduras y un queso artesano: todo muy rico y baratito.

IMG_7310

Mercado de Kotor

_DSC2228

.

Con la despensa llena seguimos rumbo sur, saliendo de Kotor, rodeando completamente las Bocas de Kotor en dirección a Budva y pasaremos junto a la famosa isla de Stevi Stefan, antes de entrar en Albania.

En nuestra página de flickr puedes ver más fotos, pincha aquí.

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor

Kotor