Después de unos días seguidos de carretera, ya llegaba el momento de parar y disfrutar un poco del tiempo en un mismo lugar. Así, llegamos a Génova un 25 de enero , pero no fue nada fácil encontrar campamento base. Sobre todo porque estamos fuera de temporada y la mayoría de los campings están cerrados en estas fechas, algo que ya nos viene pasando desde que salimos de España.

Después de visitar un par de campings; uno en Arenzano, el Caravan la Vesima y el otro en Villa Doria (algo más cerca del centro y que tenía muy buena pinta), nos tocó improvisar porque ambos estaban cerrados y tuvimos que dar unas cuantas vueltas por Génova hasta dar a parar con Marina Park, un aparcamiento expresamente para autocarvanas, furgos y buses. No es ninguna maravilla en cuanto a servicios ya que es simplemente un parking habilitado para caravanas y autobuses, pero tiene el incentivo de que está entre el centro y el Porto Antico, en apenas diez minutos estás en Piazza Ferrari o Piazza Matteoti y en el Aquario. Está situado en via della Marina, junto a la antigua muralla que rodeaba la ciudad, por un coste de 30€ el día fue nuestra elección.

Una vez que ya teníamos la base solo quedaba disfrutar de Génova. A pesar de ser la sexta ciudad italianCatedral de San Lorenzo, Génovaa en población, no es una de las más reconocidas, pero tiene muchas cosas que visitar y sobretodo muchos rincones que pasear. En su casco histórico, se dice que es de los más grandes de las ciudades europeas, puedes encontrarte con infinidad de callejuelas y plazas, por las que sin duda te perderás cuando empieces a andarlas.

Génova históricamente ha sido y es uno de los puertos más importantes de Europa. Es algo que se ve nada más llegar a la ciudad o simplemente al mirar un mapa. El casco histórico está construido alrededor de una bahía natural, que según algunas hipótesis puede ser el origen del nombre de la ciudad, denominada así por las tribus ligures, que se cree fueron sus fundadores. El nombre vendría de la palabra celta-ligur Genua o mandíbula, debido a la forma de arco similar a una mandíbula de dicha bahía.

La mayor época de esplendor de la ciudad fue en el siglo XVI, en este periodo el poder financiero de la ciudad y su situación política era tal que Génova prestaba dinero a las grandes cortes de la época. Este periodo comienza en 1528 cuando Andrea Doria, cansado de servir a Francia, se apoyó en el emperador Carlos V y preparó una flota con la que conquistó la ciudad. A partir de ese momento se inicia un periodo liderado por ricos mercaderes y grandes navegantes.

Dentro de la ciudad no es fácil ubicarse, el casco antiguo conserva su estructura medieval con estrechas callejuelas y plazas que se distribuyen caóticamente desde el puerto hasta la ciudad alta. En estas calles descubriremos multitud de palacios, iglesias, plazas, fuentes, tiendas y restaurantes.

Nosotros empezamos la visita por la Piazza San Donatto, con la iglesia románica del mismo nombre y su peculiar torre octogonal, después seguimos por la Piazza delle Erbe hasta Piazza Matteoti donde está el Palazzo Ducale, la antigua sede del gobierno de la Republica de Génova construido entre los siglos XVI y XVII, hoy es el corazón cultural de la ciudad. De ahí pasamos por la Piazza Ferrari, con una gran fuente central y que rodea la sede de la Regione de Liguria, el Palazzo della Borsa o el Teatro del´Opera, frente a la que está la estatua de Giuseppe Garibaldi.

Plaza Ferrari

Desde allí bajamos por uno de los ‘caruggi’ o callejones típicos genoveses, la salita di San Matteo, donde está la iglesia dedicada al mismo santo, con su fachada a bandas blancas y negras, en una plaza rodeada de palacios. Seguimos callejeando y perdiéndonos por las estrechas calles y salimos a la plaza donde está Santa Maria delle Vigne, otra de esas iglesias que sorprende encontrar al salir de uno de esas estrechas calles.

Calles de GénovaSubiremos por la via XXV Aprile y nos encontramos por en parque de Villeta di Negro. Este fue el sitio donde más disfruto Olivia. Uno de esos frondosos parques en medio de la ciudad, donde los genoveses llevan a pasear a sus mascotas.

En el parque está el Museo de Arte Oriental Chiossone, uno de los más importantes de Europa en su género. Y oriental o al menos bastante exótica, parece la vegetación que hay dentro del parque, con bosques de bambú y raras especies de árboles. Sorprenden las vistas de toda la ciudad desde varios de los miradores que hay, porque estamos ya en la parte alta y el parque se encuentra rodeando una pequeña colina. Un sendero nos lleva a la parte más alta del parque donde nos sorprende una cascada artificial que han creado y dedicado a Tashunka Winko o Caballo Loco, jefe guerrero Sioux, que se opuso a la opresión de su pueblo, dejando un mensaje de libertad y respeto sobre todas las culturas.

Después de disfrutar de la visión de la toda ciudad y del inmenso puerto, seguimos camino por una de las calles más concurridas de Génova, via Garibaldi, patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 2006. Conocida también como la antigua “Strada Nuova” del s. XVI y todo un escaparate de los tesoros de la ciudad con sus suntuosos palacios llamados de los “Palazzi dei Rolli”. Unas espléndidas mansiones que la nobleza ponía a disposición de la República para acoger reyes y dignatarios internacionales.

Dejamos vía Garibaldi y pasamos por Piazza della Nunziata, via delle Fontane y ya estamos en la Dársena del Porto Antico. Allí se encontraba el corazón comercial y militar de la ciudad en los tiempos de la República Genovesa, con un incesante ir y venir de gente y barcos y donde salían las famosas galeras genovesas.

Paseando por la dársena tenemos muchos de las principales atracciones de la ciudad. El ascensor panorámico Bigo, la Biosfera, el Museo de la Antártida y la réplica de un gran galeón, el Neptuno. Además el Acuario de Génova se encuentra en esta parte de la ciudad. Se trata del segundo mayor de Europa, después del Oceanografic de Valencia. Nosotros no lo visitamos, pues Olivia no era bienvenida y además no somos muy fans de los recintos de animales en cautividad, pero por si queréis visitarlo la entrada son 24 € por persona.Acuario Génova

Desde el puerto antiguo subimos a la Piazza del Caricamento, llamada así porque aquí las mercancías eran cargadas y descargadas, y volvemos a entrar en corazón antiguo de la ciudad. Subiendo por Piazza Banchi, una plaza dominada por los puestos de libros, discos, flores y verduras, un lugar idóneo para comprar algo en los puestos de alrededor.

Plaza Banchi

Nuestro recorrido termina en la via que une el puerto viejo con la Piazza Ferrari, la via San Lorenzo, dónde encontramos la emblemática catedral de la ciudad, con el mismo nombre. La catedral de San Lorenzo, reconstruida entre los siglos XI y XII, es uno de los monumentos más ilustres de Génova, con su fachada gótica de franjas de mármol blanco y negro.

Aquí es donde terminamos nuestra ruta por la ciudad. Pero no se puede considerar una buena visita visita sin probar algo de la gastronomía típica de la zona. Por supuesto probamos las pizzas y una de las pastas más tradicionales de Génova, los trofie al pesto genovés y podemos decir que es una pasta deliciosa.  No podemos eneseñaroslos con una imagen porque cuando quisimos hacer la foto ya era demasiado tarde…

Nos vamos de Génova la sensación de haber descubierto parte de los encantos de esta ciudad. Tendremos que volver en el futuro, pues ha sido poco tiempo y la extensión del centro urbano y los alrededores da para mucho. Si lo que te gusta es callejear las ciudades y conocerlas caminando, saborear sus gentes y degustar una buena pasta al pesto, Génova es una ciudad que se presta a ello.

Seguimos nuestra ruta y en la región de Liguria, vamos rumbo a Les Cinque Terre

Olivia en el Puerto Antico

Más fotos aquí.

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova

Génova